Observatorio- Mirador de Villafranca de Córdoba- Parque Periurbano de Fuente Agria

Tomando de referencia el Parque Periurbano y el Albergue Rural de Fuente Agria parte un sendero ascendente que nos permite recorrer una senda de gran interés botánico. Arboles y arbustos del bosque mediterráneo están presentes en este recorrido. También en la primavera las raras orquídeas nos acompañan en los margenes del camino.

Una vez que llegamos al mirador podemos disfrutar de las enormes cuencas visuales que este punto nos ofrece. Es visible el Castillo de Almodovar del Río, las Sierras Subbéticas, la Sierra Sur de Jaén , Sierra Mágina e incluso las Sierra de Cazorla.

Este mirador-observatorio es muy visitado en épocas invernales y primaverales, sobre todo cuando se produce el paso migratorio de aves planeadoras, rapaces y cigüeñas. Este paso migratorio se realiza entre los meses de febrero a finales de abril y coincide con el regreso de las aves desde sus lugares de invernada en África a la Península Ibérica y Europa.

Es destacable que este observatorio-mirador, inaugurado en 2015, es el primero instalado en el interior peninsular para la contemplación de este fenómeno natural de la migración.

Observatorio de aves acuáticas

Este observatorio se encuentra en la orilla del río Guadalquivir al que se accede desde un agradable paseo iniciado en el Puente de Hierro. Una pasarela da paso a la instalación desde la cual es posible contemplar aves como el martín pescador, el ánade real, garza real y otras aves rapaces como el milano negro, el águila calzada o el busardo ratonero. Si se tiene suerte, sobre la lámina de agua y en la otra orilla, será posible ver nadar a la nutria.

El lugar que ubica esta instalación permite conocer el frágil estado de conservación de la ribera del Guadalquivir y donde se dan cita aves de pequeño tamaño como los ruiseñores, herrerillos y carboneros. En el Puente de Hierro es facil observar en la primera y los meses de verano una enorme colonia de avión común, donde podremos disfrutar de sus idas y venidas en la construcción de su nido de barro.

Descansadero de La Ventilla

Este paraje público acoge una parada obligatoria para el visitante. A él se accede desde el camino que se inicia en las instalaciones deportivas de El Cerrillo. Aquí confluyen las vías pecuarias del Cordel de Córdoba a Villanueva de Córdoba y la Colada de la Ventilla. Antiguamente existió una venta donde tiempo atrás se podía descansar en el trasiego trashumante de ganado. Hoy día solo alberga la planta de la antigua venta y es un espacio de recreo del municipio de Villafranca.

El paraje se encuentra rodeado de fincas de titularidad privada, pero desde él es posible recorrer algunas sendas como la Cuesta de Los Ladrones o la Colada de Córdoba.

El paisaje que se presenta aquí es dehesa acebuchar-encinar dedicado actualmente a la ganadería vacuna. Se encuentra además en plena zona de reintroducción del lince ibérico y no será raro observar el vuelo de grandes rapaces como el águila real o la imperial.

Desde aquí se puede contemplar el cerro Gomero, yacimiento arqueológico de la Época del Bronce, así como el Cerro del Palo que alberga una antigua línea de trincheras de la Guerra Civil.