Qué Hacer

Qué Hacer

Patrimonio Histórico.

Una ruta patrimonial diseñada por el Ayuntamiento, recorre los principales elementos arquitectónicos mantenidos en el tiempo y que le confieren la identidad actual al municipio. Un ejemplo de ellos es el edificio municipal de la Biblioteca donde se ubicaban las antiguas carnicerías y el pósito municipal. La Parroquia de Aguas Santas supone un edificio bien conservado, junto a la antigua Torre del Reloj. La ermita de Jesús Nazareno guarda una de las imágenes más valiosas del municipio, tallada en madera de caoba, Jesús Nazareno se encuentra rodeado de un retablo singular y diferente a las monocromías basadas en pan de oro. Columnas y capiteles con plumas coloridos, son algunas de las características y singularidades de esta ermita. El Puente de Los Remedios, con sus 90 años de historia recibe al visitante que viene a Villafranca de Córdoba y lo despide en su regreso a casa tras disfrutar de unos inolvidables días en nuestro municipio.

Gastronomía y tradición en la mesa.

Una amplia red de restaurantes y bares permiten al viajero disfrutar de la cocina tradicional cordobesa e incluso local. Salmorejos, lechón, flamenquines y el tradicional ajo son alguno de los platos que podemos disfrutar en plazas y terrazas de lo más variopintas. Existen además hornos tradicionales y obradores que elaboran excelentes productos como el pastelón cordobés o las roscas de San Antonio. Pestiños, magdalenas y galletas fritas complementan la oferta dulce de nuestra localidad. Pero si hay que destacar un alimento con arraigo gastronómico en el municipio esa es la Gran Huevada, con más de 40 años de historia cada noche del 14 de mayo se fríe más de 20.000 huevos, como preludio de la Romería de San Isidro.

El agua como protagonista.

El Parque Acuático-Aquasierra, la piscina pública, las piscinas de los establecimientos hoteleros así como la navegación del Guadalquivir en kayak suponen uno de los mejores escaparates para generar y consolidar las posibilidades de disfrutar de los deportes acuáticos. Recorrer la frondosidad del río Guadalquivir  y elevar los niveles de adrenalina desde las diferentes atracciones del parque acuático son algunas de las opciones que el visitante puede tener en su estancia veraniega en nuestro municipio.

Velocidad y altura para nuevas experiencias.

Una escuela de vuelo de ultraligeros y un excelente circuito de karting permiten sentir el aire, y los olores de nuestro municipio desde otro punto de vista. Montar en un kart, genera sensaciones de aceleración y frenado similares a las que se podrían tener en un Fórmula 1, mientras que volar nos reconforta, al ver desde el cielo el paisaje diverso de nuestro municipio.

Recursos turísticos enfocados a la familia y la tercera edad.

Con todo este elenco de posibilidades, destaca Villafranca de Córdoba por ser un municipio que ha dispuesto sus infraestructuras turísticas a un tipo de turismo familiar. Alojamientos con diversidad de formas y para todos los gustos: casas rurales con encanto, un albergue en pleno monte mediterráneo, un camping de calidad en la vega del Guadalquivir y un hotel en pleno centro urbano posibilitan la estancia a unidades familiares y tercera edad.

El lince ibérico y la naturaleza más cercana.

Villafranca fue elegida como primera zona de reintroducción mundial del felino más amenazado del planeta. La experiencia piloto de este proyecto ha supuesto la consolidación de una nueva población viable para la supervivencia del lince ibérico. Esta marca de identidad unida a parajes naturales de gran belleza como la Sierra Morena o la ribera del Guadalquivir permiten un desarrollo rural atractivo y bien consolidado para el turismo de naturaleza, en actividades como el senderismo, la botánica o la observación de aves.